Skip to main content

Full text of "Recursos para la Escuela Sabatica (2do. Trimestre 2008)"

See other formats


Historias reales edificantes 



r^ 



-) 



JÓVENES 

5 de abril de 2008 




El relato bíblico: 1 Reyes 21 ; 2 Reyes 



es 9. ^ 



Ji 





tO ü-LtiV! ü- 



linterna 



«Siendo por naturaleza codicioso, Acab, fortalecido y 
apoyado en el mal hacer por Jezabel, había seguido los 
dictados de su mal corazón, hasta quedar completa- 
mente dominado por el espíritu de egoísmo. No tolera- 
ba que se le negase algo que deseaba, sino que lo con- 
sideraba legítimamente suyo» {Profetas y reyes, p. 152). 
«Siguió una reforma. Los que participaron en la aclama- 
ción de Joas como rey habían hecho un pacto solemne 
de que "serían pueblo de Jehová". Y una vez eliminada 



«A la verdad ninguno fue como 
Acab, que se vendió para hacer 
lo malo ante los ojos de Jehová; 
porque Jezabel su mujer lo inci- 
taba. Él fue en gran manera abo- 
minable, caminando en pos de 
los ídolos, conforme a todo lo 
que hicieron los amorreos, a los 
cuales lanzó Jehová de delante 
de los hijos de Israel» (1 Reyes 
21:25,26). 



del reino de Judá la mala influencia de la hija de 

Jezabel, y una vez muertos los sacerdotes de Baal y su templo destruido, "todo el pueblo del país hizo 
alegrías: y la ciudad estuvo quieta". [2 Crónicas 23: 16, 21.)» (Profetas y reyes, p. 161). 



identifícate 

CON LA 
HISTORIA 

«Pasadas estas cosas, aconteció 
que Nabot de Jezreel tenía allí una 
viña junto al palacio de Acab rey de 
Samarla. Y Acab habló a Nabot, 
diciendo: "Dame tu viña para un 
huerto de legumbres, porque está 
cercana a mi casa, y yo te daré por 
ella otra viña mejor que esta; o si 
mejor te pareciere, te pagaré su valor 
en dinero". 

«Y Nabot respondió a Acab: 
"Guárdeme Jehová de que yo te dé 
a ti la heredad de mis padres". 

«Y vino Acab a su casa triste y 
enojado, por la palabra que Nabot 
de Jezreel le había respondido, 
diciendo: "No te daré la heredad de 
mis padres". Y se acostó en su 
cama, y volvió su rostro, y no comió. 

«Vino a él su mujer Jezabel, y le 
dijo: "¿Por qué está tan decaído tu 
espíritu, y no comes?" 

«Él respondió: "Porque hablé con 
Nabot de Jezreel, y le dije que me 
diera su viña por dinero, o que si más 
quería, le daría otra viña por ella; y él 
respondió: 'Yo no te daré mi viña'". 

«Y su mujer Jezabel le dijo: 
"¿Eres tú ahora rey sobre Israel? 
Levántate, y come y alégrate; yo te 
daré la viña de Nabot de Jezreel". 



«Entonces vino palabra de 
Jehová a Elias tisbita, diciendo: 
"Levántate, desciende a encontrar- 
te con Acab rey de Israel, que está 
en Samarla; he aquí él está en la 
viña de Nabot, a la cual ha descen- 
dido para tomar posesión de ella. Y 
le hablarás diciendo: 'Así ha dicho 
Jehová: ¿No mataste, y también has 
despojado?' Y volverás a hablarle, 
diciendo: 'Así ha dicho Jehová: En el 
mismo lugar donde lamieron los 
perros la sangre de Nabot, los perros 
lamerán también tu sangre, tu misma 
sangre'".» 

«Vino después Jehú a Jezreel; y 
cuando Jezabel lo oyó, se pintó los 
ojos con antimonio, y atavió su 
cabeza, y se asomó a una ventana. 
Y cuando entraba Jehú por la puer- 
ta, ella dijo: "¿Sucedió bien a Zimri, 
que mató a su señor?" 

«Alzando él entonces su rostro 
hacia la ventana, dijo: "¿Quién está 
conmigo? ¿Quién?" Y se inclina- 
ron hacia él dos o tres eunucos. Y 
él les dijo: "Echadla abajo". Y 
ellos la echaron; y parte de su 
sangre salpicó en la pared, y en 
los caballos; y él la atropello. 
«Entró luego, y después 
que comió y bebió, dijo: "Id 
ahora a ver a aquella 
maldita, y sepultadla, 
pues es hija de y 
rey". Pero cuan- 
do fueron ^ 

para -'^ 



sepultarla, no 
hallaron de 
ella más que la 
calavera, y los 
pies, y las pal- 
mas de las 
manos.» 

(1 Reyes 21:1- 
7, 17-19; 2 Reyes 
9:30-35) 



EXPLICA 
LA HISTORIA 



otros- 

OJOS 

«Si eres una persona de éxito, llega a ser 
posible que le dejes una herencia a otros. 
Pero si deseas orear un legado, deberás 
dejar algo en los demás. Cuando pien- 
sas en forma desinteresada e invier- 
tes en otros, ganas la oportunidad 
de crear un legado que te 
sobreviva». — John Maxwell, 
Thinking for a Change 

(Warner Books, 2002). 



¿Qué nos enseña la historia de 
Acab y Nabot acerca del egoísmo? 



de Cristo? 

¿Por qué crees que 

Dios realiza acciones de juicio? 



¿Es el servicio el mejor antídoto 
para el egoísmo? ¿Por qué, o por 
qué no? 



Basándote en este relato, ¿qué 
elemento identificas como el de 
mayor valor para Acab? ¿Nabot? 
¿Jezabel? ¿Jehú? 



¿Qué le resultaba más ofensivo 
a Dios acerca de Jezabel? 



¿Cómo reconcilias esta historia 
del castigo severo de Dios contra 
Jezabel con la naturaleza amorosa 



¿Qué lección obtenemos de 
esta historia que nos ayude a 
tomar decisiones correctas acerca 
de nuestros valores? 



'¿Qué opinas? 



Presenta el siguiente examen del servicio 
llenando los espacios en blanco con la prime 
ra respuesta que se te venga a la mente. 
Creo que el mejor ejemplo de un siervo 
abnegado que viva en la actualidad es 



La razón principal por la que los 
adolescentes no se involucran en 
el servicio es 



La mayor recompensa por servir es 




Además de Cristo, la persona 
más abnegada de la Biblia es 



I 



La persona más egoísta de la Biblia es 



«Así alumbre vuestra luz 

delante de los hombres, para 

que vean vuestras buenas 

obras, y glorifiquen a vuestro 

Padre que está en los cielos» 

(Mateo 5:16). 

«Amontonar tesoros con lengua 
mentirosa es aliento fugaz de 
aquellos que buscan la muerte» 
(Proverbios 21 :6). 

«No mirando cada uno por lo 
suyo propio, sino cada cual tam- 
bién por lo de los otros» (Filipenses 
2:4). 

«Amad, pues, a vuestros enemi- 
gos, y haced bien, y prestad, no 
esperando de ello nada; y será 
vuestro galardón grande, y 
seréis hijos del Altísimo; por- 
que él es benigno para con 
los ingratos y malos» 
(Lucas 6:35). 

«Porque es nece- 
sario que todos 
nosotros com- 



Servir a otros me hace sentir 




parezcamos ante el 
tribunal de Cristo, para 
que cada uno reciba según 
lo que haya hecho mientras 
estaba en el cuerpo, sea 
bueno o sea malo» (2 Corintios 
5:10). 



^Jabías? 




eil Howe y William Strauss, autores 
de Generations and Millennials 
Rising [El surgimiento de genera- 
ciones y miienios] ódiU el siguien- 
te informe: 

¿Es el narcisismo un problema nacio- 
nal entre los jóvenes, al que se deba 
temer? Absolutamente, según un estu- 
dio nuevo realizado por Jean Twenge 
profesora de psicología de la 
Universidad Estatal de San Diego 
En un libro publicado el año 
pasado, "Generation Me 
[Generación yo] y un 
informe nuevo reali 
zado la semana 
pasada. 



la señorita Twenge traza un retrato de jóve- 
nes sub socializados condenados a la 
depresión, autodestrucción, violencia y 
decadencia cívica a medida que madu- 
ran... 

Pero Twenge y otros están 
completamente equivocados acerca 
de la generación del Milenio, aque- 
llos nacidos a partir de los inicios 
de la década de 1980. No impor- 
ta lo que digan los jóvenes en las 
encuestas, hay escasa evidencia 
de que actúen más egoístamen- 
te. En realidad, las tendencias 
en la conducta de los jóvenes 
sugiere una conclusión total- 
mente opuesta: que la genera- 
ción del Milenio tiene en más alta 
estima a sus compañeros, a sus 
padres y a la comunidad que los 
rodea, de lo que tuvo la Generación 
X o los baby 
boomers 
en la 
misma 
etapa de su 



vida (©2007 Los Angeies 
7/™5Syndicate).1 




Aplícala a tu vida 



Sábado 

En un grupo pequeño de amigos 
comparte tus respuestas a las pre- 
guntas de la sección ¿Qué opinas? 

Luego lee los siguientes versículos y 
discutan lo que dicen acerca del servi- 
cio cristiano. 

Salmo 34:14 

Mateo 25:34-40 

1 Corintios 9:19 

1 Timoteo 6:18, 19 

Santiago 2:17 

1 Pedro 2:12 



Domingo 




Piensa en la historia de Acab y la 
viña de Nabot. Reflexiona sobre 
las siguientes preguntas: 

¿Alguna vez he deseado tanto una 
cosa como para sentirme desilusiona- 
do al obtenerla? ¿Qué me enseña esto 
acerca del materialismo? 

Jezabel fue una influencia muy 
destructiva en la vida de Acab. ¿Habrá 
alguien en mi vida que me conduzca 
hacia la destrucción? ¿Cómo desearía 
Dios que me ocupara de estas influen- 
cias en mi vida? 

Nuestra cultura pareciera fomentar 
un deseo insaciable de conseguir más 
y más cosas materiales. Un apetito 
similar condujo a la ruina a Acab. ¿Qué 
salvaguardias le puedo agregar a mi 
vida para asegurarme que mi historia 
no termine como la de Acab? 



Lunes 

Piensa en la manera que se recuerda 
Acab hasta el día de hoy ("A la ver- 
dad ninguno fue como Acab, que se 
vendió para hacer lo malo ante los ojos 
de Jehová [...] Él fue en gran manera 
abominable"). Si hubiera un texto que 
hablara de ti, que las personas tuvieran 
que leer dentro de mil años, ¿qué diría? 
Escríbelo a continuación. 



Martes 

En el capítulo 16 de Profetas y reyes, 
Elena G. de White menciona un 
grupo de personajes menos conocidos 
posteriores al reinado de Acab. Repasa 
el capítulo en Profetas y reyes. Identifica 
a las siguientes personas y nota cómo 
encajan en la historia: 

Ocozías 

Joram (hermano de Ocozías) 



Jeroboam 
Josafat 



Joram (hijo de Josafat), 

Atalía 

Jehú 



Miércoles 

Aplica a tu vida los Puntos de 
impacto escogidos al llenar los 
espacios en blanco: 

«Así alumbre vuestra luz delante de 
los hombres» (Mateo 5:16). Esta es una 
manera en que puedo dejar brillar mi luz 
hoy: 



«Mirando cada uno [...] también por 
lo de los otros» (Filipenses 2:4). Esta es 
una persona en la que Dios me pide que 
me interese hoy: 

«Amad, pues, a vuestros enemigos» 
(Lucas 6:35). Esto es lo que me pide que 
haga hoy ese mandamiento: 



Jueves 

Hablando del egoísmo de Acab, Elena 
G. de White dice: «Esta característi- 
ca dominante de Acab, que influyó tan 
desastrosamente en la suerte del reino 
bajo sus sucesores, quedó recalcada por 
un incidente que se produjo mientras 
Elias era todavía profeta en Israel. Junto 
al palacio del rey había un viñedo que 
pertenecía a Nabot, de Jezreel. Acab se 
había propuesto obtener ese viñedo; y 
quiso comprarlo, o permutarlo por otra 
parcela de tierra» {Profetas y reyes, p. 
152). 

Tan intenso fue el deseo de Acab por 
esta viña que cuando no se cumplió, se 
enfermó. ¿Qué nos enseña esto? ¿Cómo 



TDodemos estar tan llenos de Cristo como 
para que arrase cualquier vestigio de 
egoísmo? ¿De qué otras maneras nos 
puede causar un gran daño el egoísmo?! 



1 



Viernes 

Considera las palabras de A. W. Tozer: 
«El objeto más ancho del universo no 
es el espacio; es la capacidad potencial 
del corazón humano. Habiendo sido 
hecho a la imagen de Dios, es capaz de 
una extensión casi ilimitada en todas las 
direcciones. Y una de las tragedias más 
graves del mundo es que permitimos 
que nuestros corazones se encojan a tal 
grado que no quepa en él otra cosa más 
que nosotros mismos». 2 

Pregúntate a ti mismo: ¿Cuan gran- 
de es mi corazón? ¿Cómo me pide Dios 
que me extienda más allá de mi peque- 
ño mundo? Pídele a Dios que expanda 
tu corazón hasta tocar las necesidades 
de los demás. 

1. William Strauss, "Today's teens are less 
selfish than some adults think," from the 
March 5, 2007 edition, as quoted at 
www.csmonitor.com/2007/0305/ 
p09s02-coop.html. 

2. W. Tozer in "The Root of the Righteous", 
Christianity Today, Vol. 34, No. 3. 



"1^ 



Plan de lectura para esta semana* 

Profetas y reyes, capítulo 16. 

*Siguiendo este plan podrás leer al menos 

un libro cada año de la serie 

El conflicto de los siglos.